We fetch to your notice a new website where you can buy kamagra jelly australia at a low cost with fast delivery to Australia.

Indicadores de sustentabilidad para la gestión de los residuos sólidos domiciliarios. municipio de tandil, argentina

Revista de Geografía Norte Grande, 32: 71-86 (2004) El enfoque teórico-metodológico adoptado responde a una postura moderada de la sustentabilidad fuerte. En ese sentido, los indicadores de sustentabilidad urba- na son unos de los instrumentos más versátiles que se utilizan para medir cuali- cuantitativamente los efectos de la economía humana sobre el ambiente. Desde esta perspectiva y considerando que la gestión inadecuada de los residuos sóli- dos urbanos es uno de los factores más importantes que reducen la sustentabilidad ambiental de nuestras ciudades, la presente propuesta describirá en primer térmi- no, la gestión de los residuos sólidos domiciliarios (RSD) de Tandil (Argentina); proponiendo además un abordaje metodológico consistente que persigue la cons- trucción y evaluación de una batería de indicadores que, mediante su aplicación, permitirá medir el grado de sustentabilidad alcanzado en esta área específica.
The methodological-theoretical approach adopted responds to a moderate position on strong sustainability. In this sense, urban sustainability indicators are such useful instruments used to measure, both qualitatively and quantitatively, the effects of human economy on the environment. From this perspective, and taking into account the fact that solid urban waste mismanagement is a important issue than reduces our city’s sustainability, this work describes firstly, household solid waste management in Tandil (Argentina) and it propose in the same time, a wide range of indicators which will make possible, through application, the measuring of the sustainability level reached in this specific area.
Palabras claves: Residuos, indicadores, sustentabilidadKey words: Wastes, indicators, sustainability La implementación de una seria estrategia de siones en distintos ámbitos o bien para la infor- sostenibilidad para nuestras ciudades hace nece- sario establecer nuevos ejes de reflexión centra- dos en una renovación de los procesos de gestión La ciudad es una enorme productora de dese- ambiental municipal. Para operacionalizar este chos, cuya recolección y disposición constituye objetivo, el primer paso es definir un marco de un serio problema. Su gravedad presenta distin- información que indique si la ciudad camina o tos matices de acuerdo al nivel de desarrollo de no hacia la sostenibilidad local y global y que los países, el tamaño de los asentamientos, la dicha información ambiental tenga un formato conciencia ambiental de los ciudadanos, etc. En adecuado para labores de síntesis, toma de deci- la ciudad de Tandil (Provincia de Buenos Aires; Centro de Investigaciones Ecogeográficas y Ambientales (CINEA). Facultad de Ciencias Humanas. Universidad Nacio- nal del Centro de la Provincia de Buenos Aires. E-mail: [email protected]; [email protected] R E V I S T A - D E - G E O G R A F Í A - N O R T E - G R A N D E Argentina), la cantidad de residuos generados por efectuar una gestión participativa. En cuanto a la persona por día, las deficiencias en los circuitos elaboración de indicadores o índices que permi- de recolección, la escasez presupuestaria para tan medir este aspecto de la sostenibilidad urba- mejorar el servicio, el control insuficiente de las tareas de recolección, la presencia de residuos en paseos, plazas y calles, las imperfecciones que El trabajo que aquí se presenta está estructu- se aprecian en la infraestructura urbana donde rado en dos partes: primero se hará referencia al opera la recolección, la presencia de basurales a marco teórico-conceptual en el cual se desarrolla cielo abierto y ciertas deficiencias en los proce- la investigación; y segundo, se describirá el cir- sos de tratamiento y disposición final de los resi- cuito de los RSD en Tandil, permitiendo presen- duos por parte de la empresa responsable del re- tar un conjunto de indicadores de sostenibilidad lleno sanitario, son algunas de las debilidades para la gestión de residuos domiciliarios en la observadas en la gestión de los residuos domici- liarios que reducen el grado de sostenibilidad de Atendiendo al problema central de investiga- ción que se expuso en el párrafo anterior, la hi- pótesis general que se sostiene es que las actua- les condiciones de gestión de los residuos sóli- dos domiciliarios (RSD) de la ciudad de Tandil reducen la sostenibilidad urbana. De acuerdo a dicha hipótesis los objetivos generales que pre- tende alcanzar esta investigación son dos: descri- Algunos años antes al encuentro en Río de bir el circuito de los RSD en la ciudad de Tandil Janeiro (1992), la Comisión Mundial para el y medir el grado de sostenibilidad de dicha ges- Medio Ambiente y el Desarrollo (CMMAD) de tión. El trabajo tiene dos propósitos fundamenta- las Naciones Unidas elaboró el reporte Nuestro les: a) transmitir información sintética y científi- Futuro Común (Informe Brundtland, 1987); un camente validada del área de RSD para apoyar la documento a escala global que pretendía dar cuen- toma de decisiones y para satisfacer la demanda ta sobre la realidad ambiental planetaria. Es, en de información pública sobre este problema y, ese informe, donde aparece por primera vez el b) señalar pautas que permitan mejorar la ges- concepto de desarrollo sostenible/sustentable, tión de los residuos domiciliarios a los responsa- entendido como aquel desarrollo destinado a «sa- bles municipales. La investigación en marcha tie- tisfacer las necesidades de las generaciones pre- ne un enfoque sectorial y local, dado que abarca sentes sin comprometer la capacidad de las ge- sólo el estudio de la gestión de los residuos do- neraciones futuras de satisfacer sus propias nece- miciliarios, particularmente los domésticos, to- sidades» (Brundtland, 1987). Precisamente a par- mando como área de estudio la ciudad de Tandil.
tir de Río 92, es cuando el concepto es adoptado por muchos de los países asistentes al encuentro, En relación a los antecedentes consultados se llegando a contar hoy con un importante consen- advierte que son numerosas las investigaciones que abordan la problemática de los residuos só- lidos urbanos; algunas de ellas presentan bate- A pesar del uso frecuente del término, las in- rías de indicadores que permiten medir cualitati- terpretaciones económicas y políticas del con- va o cuantitativamente la sostenibilidad para los cepto son muchas y no libres de debate, vislum- RSU (Di Pace, 2001; Di Pace y Crojethovich, brando diferentes enfoques que responden a di- 1999). No obstante, en relación al caso específi- versas ideologías. En el presente marco teórico co del Municipio de Tandil, el antecedente más no se discutirán las definiciones de desarrollo reciente es un trabajo de García (1999) centrado sostenible, pero conviene poner de manifiesto que en el análisis de los parámetros de medición de el enfoque adoptado en este trabajo responde a los residuos sólidos domiciliarios, el modelo de una postura moderada de la sostenibilidad fuer- gestión aplicado a los mismos y la propuesta de te. Ello significa reconocer valores de no uso de I N D I C A D O R E S D E S U S T E N T A B I L I D A D P A R A L A G E S T I Ó N D E L O S R E S I D U O S S Ó L I D O S D O M I C I L I A R I O S . M U N I C I P I O DE T A N D I L , A R G E N T I N A la naturaleza e introducir los principios de la ter- ra de entropía en concordancia con las leyes de modinámica, tal como ha postulado la Escuela la termodinámica que regulan a los sistemas abier- Termodinámica de Georgescu-Roegen (1971).
tos. Las ciudades son entonces, sistemas abiertos Implica el mantenimiento de aquel capital natu- a la entrada de materia y energía de ecosistemas ral que es crítico para la economía y el respeto a externos; que devuelven a su vez, una calidad de los límites y restricciones ecológicas que el so- materia y energía distinta a esos ecosistemas. Esa porte natural impone a la producción de bienes y materia de alta entropía que se devuelve a los servicios económicos. (Martínez, 1999: 46). Esta ecosistemas presenta principalmente la forma de visión entiende también que la existencia de lí- desechos y calor disipado. El conocimiento de mites físicos es inherente a la capacidad finita las características de los flujos de materia y ener- del planeta de proveer materia y a las restriccio- gía es esencial para comprender las múltiples nes físicas y técnicas de convertir la energía solar interrelaciones que se producen dentro de la ciu- en energía calórica y trabajo, debido al inevita- dad entre sus diversos componentes. La transfor- ble problema del aumento de la entropía. Por mación de los materiales en la ciudad y el creci- ello, promueven como alternativa tecnológica, miento urbano no sólo producen residuos sino aquellos modos de uso de los recursos naturales también numerosos efectos sobre la atmósfera, que respetan los procesos y funciones ecológicas la biósfera y la hidrósfera. Asimismo, estos dos procesos aceleran los flujos de energía y aumen- tan el desorden. «Dedicarse al problema de la Más allá de los conflictos políticos y ciudad como sistema disipador e intentar frenar ecológicos que el término presenta en el debate las pérdidas más evidentes significa dedicarse a internacional, se hace imperioso comenzar a tran- resolver el problema de la entropía» (Bettini, 1996: sitar el camino hacia la sostenibilidad: «La única 110). En el concepto de entropía y el concepto elección que nos cabe consiste en decidir entre de ciudad se conjugan desorden y probabilidad: una planificación de la sociedad que propicie una contrarrestar el desorden cuesta energía y un gas- transición ordenada o dejar que los límites físi- to energético comporta un aumento simultáneo cos y el daño del medio que nos sostiene sean los que dictan el ritmo y el curso de la transi- ción” (Goodland et al., 1997: 16). En este senti- Desde la perspectiva crítica, los indicadores do, cabe destacar que el concepto de desarrollo de sostenibilidad urbana son instrumentos que sustentable adoptado es más amplio que propen- permiten medir en términos físicos (cualitativos- der a la protección ambiental, y comprende otras cuantitativos) los efectos de la economía huma- dimensiones como la económica, la social y la na sobre el ambiente. Sin embargo, hay que des- político-institucional, involucrando nociones tacar que es importante determinar la escala en sobre equidad entre pueblos y generaciones. En- la cual se miden los impactos que las ciudades y tonces, el desafío que supone un desarrollo urba- sus “consumidores” generan. Para ello es funda- no sostenible, implica la búsqueda de solucio- mental que los efectos considerados entiendan e nes a los problemas sufridos por las ciudades y a interpreten la ciudad en su conjunto, como un las consecuencias que de ellos se derivan, reco- sistema abierto a la entrada de materia y energía nociendo que las ciudades también son capaces externa, coexistiendo con los ecosistemas terres- de aportar, potencialmente, muchas soluciones tres y acuáticos que la soportan. Por esta razón, a sus propios problemas (Bettini, 1998).
es apropiado incluir otros indicadores ambienta- les, más allá de los físicos, que den cuenta de la dependencia urbana respecto a los ecosistemas que soportan la vida en la ciudad. Se necesita, El enfoque crítico de la sostenibilidad urbana además, comprender los factores y procesos que apunta a ir más allá de la simple identificación afectan la sustentabilidad, evaluando las causas de las “externalidades” o efectos negativos que y efectos de las interrelaciones económicas, so- se generan en el ámbito urbano; intenta analizar ciales, ecológicas e institucionales; y construir, las ciudades en un contexto físico (Martínez, en tal sentido, los instrumentos necesarios que 2000), entendiéndolas como un sistema disipa- puedan contribuir a operacionalizar las condicio- dor de materia y energía. Una entidad generado- nes de sustentabilidad urbana (Di Pace, 2001).
R E V I S T A - D E - G E O G R A F Í A - N O R T E - G R A N D E objetivo es la sostenibilidad ecológica entendida como el uso sostenible de los recursos renova- bles (agua, suelo, aire, etc.), la minimización del La principal característica que define un indi- uso de recursos no renovables (petróleo, gas, car- cador es que cuantifica y simplifica la informa- bón, etc.) y el respeto a los límites ecológicos de ción de forma tal que promueve el entendimien- la generación, y absorción de residuos.
to de los problemas ambientales, tanto para el público en general, como para los tomadores de Para medir el alcance de estos objetivos Di Pace (2001) plantea el uso de criterios que evalúen el alcance de los indicadores propuestos. Éstos Según el International Council for Local se agrupan en 6 conjuntos de indicadores: Environmental Initiatives (ICLEI, 1996), los indicadores de sustentabilidad son “instrumen- • Indicadores de Referencia: evalúan y miden tos para medir las condiciones aceptadas por una las dimensiones ambientales que indican el sociedad como criterios válidos para la evalua- estado de los aspectos sociales, económicos, ción del progreso hacia la sustentabilidad”. Un naturales, culturales del sistema ambiental con- buen indicador alerta sobre el problema antes de que este sea más grave y ayuda a reconocer la necesidad de solucionar dicho problema. Los • Indicadores Holísticos: No poseen un único indicadores de sustentabilidad comunitaria apun- foco, sino que articulan diferentes tipos de tan a áreas donde las relaciones entre economía, información (física, biológica, social, econó- ambiente y sociedad son débiles. Esto permitirá mica, etc.). Evalúan las interacciones entre las consecuentemente, ver donde están los proble- dimensiones ecológica, económica y social.
mas y como solucionarlos. La definición de indicadores está modelada por las premisas teó- • Indicadores Causa-efecto: Deben reflejar re- ricas y prácticas que delimiten el tipo de infor- laciones causa efecto entre las tres dimensio- mación a obtener y los presupuestos teóricos en nes: ecológica, económica, y social. Facilita los cuales se enmarcará la elección e interpreta- la lectura de árboles de problemas y son esen- ción de la información obtenida. Diferentes ciales para la identificación de puntos de pre- paradigmas y enfoques han generado distintos indicadores para la evaluación del proceso de desarrollo. Los objetivos que plantea Di Pace (2001) para evaluar la sostenibilidad ambiental indicadores que poseen capacidad proyectiva, urbana son tres: procurar el bienestar y la equi- prospectiva y plantean acciones políticas fu- dad social; promover la eficiencia económica y propender a la sustentabilidad ecológica. El bien- estar y la equidad social implican aquellas con- diciones justas y equitativas de acceso a los re- • Indicadores de Riesgo e Incertidumbre: Eva- cursos esenciales para desarrollarse tanto para las lúan y miden aspectos ecosistémicos que po- generaciones presentes como futuras. Apunta a seen un grado inherente de incertidumbre e la distribución equitativa en el acceso, y uso de implican desconocimiento sobre los efectos recursos, y al logro de la autosuficiencia indivi- ambientales de la explotación de recursos y dual y colectiva. La búsqueda de la eficiencia otras perturbaciones ambientales, sobrepasar económica conlleva una relación entre la las capacidades de carga de los ecosistemas, optimización entre la generación de productos y el uso de recursos naturales y construidos, impli- cando la minimización en la generación de resi- • Indicadores de Gestión: Tienen el objetivo de duos, así como el uso de tecnologías eficientes.
evaluar y medir la gestión ambiental del de- El logro de este objetivo requiere además, un sarrollo. Deben poseer la capacidad de medir conocimiento amplio sobre los límites físicos los resultados de estrategias e instrumentos (capacidad de autogeneración, depuración y ab- aplicados a la gestión. Este criterio y conjun- sorción) de los ecosistemas afectados. El tercer to de indicadores asociados, es fundamental I N D I C A D O R E S D E S U S T E N T A B I L I D A D P A R A L A G E S T I Ó N D E L O S R E S I D U O S S Ó L I D O S D O M I C I L I A R I O S . M U N I C I P I O DE T A N D I L , A R G E N T I N A para la mejora, cambio y promoción de prác- es una cuestión básica para formular un siste- ticas locales en el uso y gestión de los recur- permitirá seleccionar una alternativa apropia- da para su recolección, transporte, disposi- ción final o recuperación. Es importante pres- tar mucha atención a las estadísticas que se publican porque en la mayoría de los casos no reflejan la cantidad de residuos generados, sino la cantidad de residuos recolectados. Los Los residuos sólidos incluyen todos los mate- riales sólidos o semisólidos que el poseedor ya cuenta la cantidad de residuos que fueron re- no considera de suficiente valor como para ser ciclados, triturados o quemados en los mis- retenidos. Teniendo en cuenta los criterios pre- dominantes y los objetivos del presente trabajo, te o arrojados a basurales, paseos y calles.
se ha adaptado la clasificación propuesta por Para valorar las cantidades de residuos que Tchobanoglous, Theisen y Vigil (1994), agrupan- son desviados (separados para el reciclaje o do los RSU de acuerdo a su origen, fuente o pro- de otra forma desviados de la evacuación en cedencia de los mismos. De acuerdo a ello, no vertederos) será necesario, en primer lugar, solamente se dejan de lado los efluentes cloacales desarrollar datos sobre la cantidad total de y todo vertido en estado líquido, sino también los residuos generados. El total de los resi- los desperdicios procedentes de las actividades duos generados estará compuesto por la can- mineras, pesqueras, forestales, pecuarias y agrí- tidad de residuos actualmente colocados en colas. En consecuencia, se consideran los resi- un vertedero y la cantidad de residuos actual- duos sólidos de la producción, circulación y con- sumo realizados en el área urbana y periurbana.
De acuerdo al lugar donde se generan, los RSU pueden clasificarse en domiciliarios y no domi- ciliarios. A su vez, los residuos domiciliarios in- cluyen los residuos domésticos, comerciales, La manipulación y separación, el almacena- institucionales, demoliciones o construcción, miento y procesamiento de residuos sólidos agrícolas periurbanos e industriales. Los residuos en origen es la segunda etapa del circuito ma- no domiciliarios son los originados en la limpie- terial de los RSU. En general la manipulación za de calles, parques, plazas, poda de arbolado se refiere a las actividades que se realizan en los residuos antes de la recogida de los mis- mos. Dichas actividades variarán de acuerdo Para analizar la gestión de los residuos domi- a las características y frecuencia de la reco- ciliarios y no domiciliarios es necesario conside- lección y el tipo de materiales que se separen rar el circuito material de los mismos; significa para ser reutilizados o reciclados. Las activi- visualizar y describir el movimiento físico que dades específicas asociadas a la manipulación realizan dichos residuos tomando como punto de los residuos en origen varían según los ti- de partida la producción o generación de los mismos hasta la disposición final u otras formas reutilización y reciclaje y la frecuencia con la de eliminación. En algunas o todas las etapas de que estos materiales son separados del flujo este proceso, es posible que exista o sea posible, de residuos. Según el tipo de servicio de reco- la reutilización y/o reciclado de diversos mate- gida, se necesita manipulación para mover los riales (Cassano, 1998). De manera sintética, las contenedores cargados hasta el punto de re- cogida y para devolver los contenedores va- cíos al punto de almacenamiento entre reco- gidas. Los factores que deben considerarse en el almacenamiento in situ de los RSD no se- rán desarrollados en los apartados que siguen La composición, en volumen y peso de los debido a los requisitos de extensión solicita- residuos que se producen en una comunidad R E V I S T A - D E - G E O G R A F Í A - N O R T E - G R A N D E llevan los RSD hasta su disposición final, re- duciendo así los costos de transporte. Nor- La recolección de los residuos sólidos, no se- malmente, las estaciones de transferencia se leccionados y separados, en una zona urba- localizan en lugares alejados de las áreas me- na, es difícil y compleja, ya que la genera- tropolitanas. Si en la estación de transferen- ción de RSD se produce en cada casa, en cada cia se realiza separación de componentes para bloque de viviendas, en cada empresa comer- cial o industrial, así como en las calles, par- compactación, etc., el transporte se reduce.
ques y zonas vacías (Tchobanoglous, Theisen y Vigil, 1994). El término recolección inclu- • Tratamiento/procesamiento y transformación ye la recogida o toma de los residuos sólidos de diversos orígenes y el transporte de éstos Los procedimientos más utilizados para recu- hasta el lugar donde los vehículos de recolec- perar los materiales residuales son la recolec- ción se vacían. Mientras las actividades aso- ción en la vía pública (servicio de recolec- ciadas al transporte y descarga son similares ción municipal o recolectores informales) y para la mayoría de los sistemas de recolec- la entrega voluntaria por los vecinos y comer- ción, la recogida o toma de los residuos va- ciantes de componentes seleccionados a los riará según las características de las instala- centros establecidos a tal fin o los de recompra ciones, actividades o localizaciones donde se de diversos materiales. La separación y trata- generan los residuos y los métodos utilizados miento de materiales que han sido seleccio- para el almacenamiento in situ de los resi- nados en origen, así como la separación de duos acumulados entre recolecciones.
desechos no separados en origen, se realiza en instalaciones de recuperación o en plantas En el caso de los RSD la forma tradicional de integradas de recuperación y transferencia de recolección es en aceras, utilizando camio- materiales. Estas pueden incluir las funciones nes de diferentes características. En el caso de de un centro de recolección selectiva para recolección selectiva generalmente se utilizan componentes ya seleccionados en grueso, una vehículos especiales que pueden tener com- instalación de selección de materiales, una partimientos para los diversos materiales. Un instalación para compostaje, una instalación aspecto central en la etapa de recolección es para la producción de combustible (biogás) y el trazado del itinerario que recorren los vehí- una instalación de transferencia y transporte culos con el objeto de minimizar el costo y (Sabaté, 1999). Los componentes que son re- utilizar eficientemente los recursos disponi- cuperados de los RSU, abarcan los siguientes bles. Desde el punto de vista institucional, la usos potenciales: reutilización directa (made- responsabilidad de la recolección es de atri- ra, muebles, residuos de construcción), ma- bución municipal. En la mayor parte de las teria prima para reciclado (aluminio, cartón, ciudades de la Argentina la recolección y el papel, plástico, vidrio goma, textiles, mate- transporte es realizado por firmas privadas, riales férreos y no férreos), materia prima para contratadas por el municipio. No obstante, la elaboración de productos por conversión existen algunos casos, como Tandil, en que biológica y química (residuos de jardín, ma- el servicio de recolección es enteramente teria orgánica de los RSU), fuente de com- bustible (residuos de jardín, plásticos, papel residual, etc.) y restauración y mejora de sue- los (residuos de construcción y demolición).
• Disposición final, incluyendo formas ilega- ciones de desplazarse con cierta comodidad por la planta urbana, deben ser vaciados en el lugar de su disposición final. Pero si dicho La correcta disposición final de los residuos lugar es muy distante, se lleva a cabo la trans- urbanos es un aspecto importante de la ges- ferencia de los residuos desde los vehículos tión. En América Latina, la técnica más co- de recolección a transportes más grandes que mún para la disposición de los RSD es un I N D I C A D O R E S D E S U S T E N T A B I L I D A D P A R A L A G E S T I Ó N D E L O S R E S I D U O S S Ó L I D O S D O M I C I L I A R I O S . M U N I C I P I O DE T A N D I L , A R G E N T I N A relleno sanitario también denominado verte- na y periurbana de la ciudad de Tandil. Esto im- dero controlado. Si bien en este apartado no plica que el estudio incluye los residuos domés- se profundizará en las especificaciones técni- ticos, comerciales, institucionales y agrícolas cas que debe cumplir la construcción de los periurbanos; no se tomarán en cuenta los resi- rellenos sanitarios ni en los tipos de vertederos duos industriales, de construcción y hospitala- existentes, es preciso destacar que antes de rios patogénicos, como tampoco las relaciones iniciar un relleno es fundamental: analizar el que puedan existir entre ellos en las distintas eta- tipo de suelo, la presencia de acuíferos y pas del circuito. Habiendo realizado esta especi- ficación en cuanto al tipo de residuos que se in- climáticas, cercanía a zonas residenciales e cluyen en el análisis, de aquí en adelante se adop- instalaciones, las condiciones de accesibili- tará la denominación genérica de residuos domi- dad y los riesgos de desastres (Cassano, 1998).
La aparición de basurales parece respon- Asimismo es conveniente aclarar que aten- der a un conjunto de motivos diferentes: ahorro diendo al tamaño y características morfológicas de transporte por parte de la empresa de recolec- y funcionales de la ciudad de Tandil, algunas de ción, ahorro de costo de flete y de disposición las etapas mencionadas en el marco teórico no por parte de las administraciones locales, las integran el circuito o se encuentran escasamente empresas de volquetes que optan por disponer desarrolladas. El documento está redactado con ilegalmente los restos de escombros, las indus- base en los datos y la información secundaria trias que envían sus residuos a basurales eludien- disponible hasta el momento que, por cierto, es do las normas legales, los circuitos paralelos de escasa y muy agregada, lo cual dificulta el estu- recolección y disposición que prosperan en áreas dio del proceso. Por lo expuesto anteriormente, o en circunstancias en que la recolección es este capítulo describe el circuito material de los deficitaria, la desviación de residuos para distin- residuos sólidos domiciliarios (RSD) en la ciu- tos aprovechamientos, alimentación de anima- dad de Tandil y propone una batería de indicadores les, etc. Finalmente, la mayor parte de los sitios de sostenibilidad para cada una de sus etapas, donde se acumulan residuos en las calles se ubi- sin buscar su articulación, en esta primera aproxi- can en áreas donde el control social disminuye.
mación, con aspectos técnico-económicos, lega- Terrenos baldíos donde nadie reclama la limpie- les e institucionales que son fundamentales para za de la acera, sitios públicos escasamente cui- la comprensión de la totalidad del problema.
dados, bordes de ruta, vías de ferrocarril y cami- nos rurales de tierra son algunos de los lugares donde pueden encontrarse residuos de todo tipo Al considerar la generación de RSD en el área urbana y periurbana de la ciudad de Tandil (SE de la Provincia de Buenos Aires) se pre- sentan, al menos, dos cuestiones discutibles: El presente capítulo está destinado a sinteti- la primera es definir a qué se denomina área zar los resultados preliminares de una investiga- urbana y periurbana, y la segunda, calcular ción en marcha. Pero antes de exponer dichos la tasa de generación de dichos residuos. En resultados, se hace necesario efectuar algunas relación a la primera se optó por considerar precisiones vinculadas con la definición del uni- lo estipulado en el Decreto-Ordenanza 2530/ verso de estudio y las variables consideradas de 79 (Delimitación Preliminar de Áreas) de la acuerdo a la hipótesis y los objetivos generales Municipalidad de Tandil que delimita el Área enunciados en la introducción. Este trabajo tiene Urbana en el Art. 2; el Área Complementaria un enfoque sectorial y local, ya que abarca sólo en el Art. 6 y su ampliación por Decreto-Or- el estudio de los residuos sólidos domiciliarios, denanza 2668/80 y la Zona Industrial en el predominantemente domésticos en el área urba- Art. 9. Si bien esta delimitación no refleja R E V I S T A - D E - G E O G R A F Í A - N O R T E - G R A N D E totalmente la realidad de la estructura espa- cial urbana, resulta útil ya que el Municipio pampeano), no existe una estación seca bien tiene en ella la responsabilidad de la gestión definida ya que las precipitaciones se distri- de los RSD. Ésta ocupa una superficie de 50 buyen más o menos uniformemente a lo lar- km2 y cuenta con una población de 95.000 go del año aunque las mismas tienden a con- centrarse a fines de la primavera y en el vera- no. De aquí que las altas temperaturas y la El cálculo de la tasa de generación de nuestra mayores precipitaciones de estas dos estacio- ciudad presenta las siguientes características: nes inciden en la mayor producción de resi- duos. Si bien no existen datos corroborados, - La inexistencia de datos confiables y con co- la cantidad de residuos domésticos orgánicos bertura adecuada, desde el punto de vista tem- (mayor consumo de frutas y verduras) y los poral y espacial: dado que no se cuenta con residuos de jardín aumentan en esta época mediciones y trabajos de campo que permi- del año como puede observarse en cuadro Nº tan establecer registros cuantificados de los 1. La variación estacional para el periodo con- RSD, sólo cabe conformarse con las estima- siderado es de 22,33% (variación entre el va- ciones que surgen de los datos consignados lor máximo -verano- y el valor mínimo -in- en el cuadro nº 1 y esperar que se realicen los trabajos necesarios que permitan llenar este bache estadístico para mejorar las estimacio- - Distintos estudios indican que a medida que nes sobre generación. Debe advertirse, ade- crecen los ingresos, el consumo de bienes por más, que los registros de tres años coinciden persona aumenta en forma más que propor- con la explotación del relleno sanitario y no cional y, en consecuencia, así lo hacen los se utilizan datos del año 2002 porque aún no residuos. Esto parece corroborarse en un estu- están disponibles. Ello dificulta la elabora- dio realizado en Tandil para el periodo 1992- ción de proyecciones que permitan señalar ten- 1993 por García (1999) en el que los resulta- dencias si continúan las condiciones actuales y reduce la posibilidad de plantear alternati- producidos alcanza a 1180 gramos/día/bolsa vas que tiendan a mejorar la gestión de los en el barrio El Cerrito (altos ingresos) y de 349 gramos/día/bolsa en el barrio del antiguo convento de las Carmelitas (bajos ingresos).
- La tasa de generación se incrementa por la producción de residuos por parte de pobla- - La tasa de generación de residuos es sensible- ción no residente. Los visitantes (especialmen- mente superior a la tasa de recolección reali- te en Semana Santa, fines de semana largos y zada por el servicio municipal. A esta última durante la primavera y el verano) originan cifra hay que agregarle los desperdicios sóli- cantidades de RSD que, por su enorme varia- ción y variedad, son difíciles de estimar. De basurales a cielo abierto, los arrojados en ca- aquí que se toma como base del cálculo la lles y terrenos baldíos del periurbano, los que población residente. Si bien 3 años son insu- van al reciclado o reutilización y los que, una ficientes para calcular el aumento/disminu- vez almacenados, son transportados directa- ción de RSD en función del crecimiento de la mente por particulares al relleno sanitario.
población, el cuadro nº 1 muestra que la ge- neración de residuos sólidos domiciliarios en la ciudad de Tandil se ha mantenido constan- Actualmente en Tandil, los RSD se colocan - Las condiciones climáticas, especialmente la en bolsas de plástico que se depositan diaria- temperatura y la humedad, inciden en el tipo mente (excepto sábado y domingo) en la ve- de consumo realizado, la descomposición de reda y en algunos casos son colocados en ca- la parte orgánica y el peso y volumen de los nastos fuera del alcance de los animales ca- residuos generados. El clima de Tandil es tipo llejeros hasta que pase el servicio de recolec- I N D I C A D O R E S D E S U S T E N T A B I L I D A D P A R A L A G E S T I Ó N D E L O S R E S I D U O S S Ó L I D O S D O M I C I L I A R I O S . M U N I C I P I O DE T A N D I L , A R G E N T I N A ción. En el área periurbana, las bolsas se de- acopiados para su reciclaje posterior. Una vez positan en contenedores situados al aire libre que determinados materiales (restos de hortali- a cierta distancia de las residencias, que lue- zas, frutas, comida, huesos, papel, cartón, plás- go son vaciados mecánicamente al vehículo tico, vidrio y aluminio) son separados, la cues- de recogida. En la mayoría de los edificios de tión para el propietario es ¿qué hacer con los re- baja y mediana altura, los operarios de man- siduos hasta que son recogidos o llevados a un tenimiento son los responsables de la recogi- centro de recompra o reciclaje? Algunos vecinos da de los residuos dejados en la puerta de la almacenan los componentes (especialmente pa- vivienda o en una habitación para esta finali- pel, cartón, vidrio, plástico y aluminio) dentro dad localizada en cada planta, los llevan a de la casa y esperan que los «cirujas» (trabajado- res informales) pasen a recogerlos. Otros propie- pone de contenedores y luego los trasladan tarios los separan y los dejan en las veredas para hasta la calle para la recogida en acera. Asi- que los cirujas los recojan a su paso. En muchos mismo, algunos vecinos y ciertas empresas edificios de oficinas y comerciales, se recoge y (supermercados, hoteles, etc.) almacenan y se almacena todo el papel y cartón para luego ser transportan directamente los RSD hasta el re- enviado a las plantas de acopio. Los residuos or- gánicos vinculados a ciertas actividades (frute- rías, verdulerías, restaurantes, etc.) son separa- Si bien los RSD colocados en bolsas está sin dos y almacenados in situ hasta que sean reco- seleccionar, algunos vecinos y empresas separan ciertos componentes que serán reutilizados o TONELADAS TOTALES DE RESIDUOS SÓLIDOS DOMICILIARIOS DEL MUNICIPIO DE TANDIL 1.- Promedio en toneladas por día considerando 21 días de recolección al mes; Ej.: 2288.95 : 21 = 108.98. Los 21 días resultan de promediar la cantidad de días de recolección de todos los meses del año.
2.- 100 = mes de mayor generación de RSD Fuente: Elaboración propia en base a datos suministrados por la Secretaría de Obras Públicas del En la ciudad de Tandil, es posible identificar Este servicio se organiza en 12 recorridos de los cuales 6 se realizan durante la noche y 6 durante el día. Los recorridos nocturnos su- R E V I S T A - D E - G E O G R A F Í A - N O R T E - G R A N D E man 1077 cuadras localizadas en el área cén- - Recolección de materiales reciclables y trica (comercial) y áreas residenciales de alta densidad. En los recorridos diurnos la canti- dad de cuadras asciende a 1754 ubicadas en Como se expresó en el apartado anterior, mu- áreas de media a baja densidad, a los que se chos vecinos y empresas separan ciertos com- agregan 20 contenedores distribuidos en dis- ponentes para que luego sean recogidos por tintos puntos de la franja periurbana. Para la fuera del servicio municipal. La ausencia de realización de los 12 recorridos se utilizan 8 datos actualizados respecto al número de camiones compactadores (todos son propie- cirujas, la cantidad y capacidad de los vehí- dad del Municipio, como así también el per- culos utilizados para la recolección y el tipo sonal afectado a la tarea depende de la Direc- ción de Servicios -Secretaría de Obras Públi- reciclables que recogen conduce a describir cas-). En el radio céntrico cada camión reco- este aspecto de la recolección de manera ge- ge los residuos de 140 cuadras; a éstos se adi- neral. La escasa información secundaria a la ciona otro que realiza un achique (acumula- que se pudo acceder está referida sólo a as- ción de bolsas de residuos en un determina- pectos parciales y data de hace 7 años.
do lugar de la cuadra -normalmente la esqui- na- para que un camión las recolecte espe- Los cirujas que efectúan la recolección a do- cialmente, colaborando con la recogida del micilio, pasan cada 7 ó 10 días por las resi- que hace todo el recorrido) por lo que el nú- dencias y empresas con las que previamente mero real de cuadras cubiertas es de 120, sin han acordado llevarse ciertos materiales que contar un segundo adicional que recolecta los éstas separan y acumulan en su interior. En RSD de los «grandes» productores (escuelas, otros domicilios los componentes separados edificios, policía, etc.). La frecuencia de re- se dejan en la vereda y son recogidos por los colección es de 5 días a la semana (lunes a cirujas que recorren las calles a diario, espe- viernes), lo cual provoca la acumulación de cialmente en horas de la noche. La mayoría RSD de los fines de semana, agravada en fi- de ellos recogen componentes reciclables (vi- nes de semana largos (3 jornadas sin recolec- drio, cartón y papel y aluminio) para lo cual ción). Consecuencia de ello, se observan en utilizan carritos tirados por bicicletas o mo- canastos, columnas y postes gran cantidad de tos, carros tirados por caballos y camionetas bolsas que los vecinos dejan fuera de la vi- o camiones de distinta capacidad y estado de vienda, que serán recogidas el lunes.
conservación. Una vez recogidos los transpor- tan directamente a las plantas de acopio. Asi- La recolección de residuos almacenados en mismo, algunos criaderos de cerdos y aves de contenedores se realiza mecánicamente dos o tres corral reutilizan directamente los restos de re- veces por semana. Si bien este dato no ha podido siduos orgánicos procedentes de fruterías, ser corroborado, es frecuente ver contendores re- verdulerías, mercados, restaurantes, etc. És- basados en su capacidad. Ello indica, en princi- tos son recogidos a domicilio por los granje- pio, que la frecuencia no es la adecuada, siem- ros utilizando tambores o canastos que car- pre que se parta del supuesto de que los mismos gan a los vehículos o directamente a las cajas están localizados en los lugares más convenien- tes. Por su parte, los residuos no domiciliarios (limpieza de calles, restos de poda, residuos de Los cirujas censados (GARCÍA, 1999) duran- jardín) son recolectados separadamente en camio- te el período 1995-1996 fueron 77, de los cuales nes volcadores cuando el municipio realiza estas 47 trabajaban en las calles de la ciudad. Los 30 tareas. Una vez que los RSD son recolectados se restantes separaban residuos en el basural muni- transportan directamente al relleno sanitario para cipal existente en esos años. Con la clausura del su disposición final. No existen estaciones de basural y la construcción del relleno sanitario en transferencia ya que la distancia que deben reco- 1998, se presume que los 30 cirujas o muchos rrer los camiones recolectores hasta el relleno es de ellos pasaron a engrosar la legión de trabaja- de sólo 8 Km. desde el centro de la ciudad.
dores informales que diariamente recorre las ca- lles. Asimismo, con el fuerte crecimiento del I N D I C A D O R E S D E S U S T E N T A B I L I D A D P A R A L A G E S T I Ó N D E L O S R E S I D U O S S Ó L I D O S D O M I C I L I A R I O S . M U N I C I P I O DE T A N D I L , A R G E N T I N A desempleo de los últimos meses y la valoriza- actualmente opera uno de 2,5 has. Teniendo ción económica de los materiales reciclables, se en cuenta la superficie, volumen, densidad y estima que el número de cirujas ha aumentado toneladas de residuos para disposición, se es- tima una vida útil superior a 10 años. Antes de ser compactados en la celda correspondien- te, se realiza la separación de chatarra, neu- máticos, cables, alambres, residuos de jardín, La escasa distancia al relleno sanitario y la escombros y grandes plásticos que se dispo- reutilización determina que esta etapa del cir- cuito de los RSD no se desarrolle en la ciu- impermeabilizante. Los residuos dispuestos en diante 4 pasadas de topadora, logrando una • Tratamiento/Procesamiento y Transformación compactación de 600 kg/m3. Los lixiviados se envían a una laguna ecualizadora y luego se procesan biológicamente (barros activados).
El tratamiento que se le da a los residuos re- Si los parámetros biológicos son bajos los lí- Langueyú. El proceso se encuentra en etapa de ensayo debido al corto tiempo de funcio- - Los RSD recogidos por el servicio municipal son transportados directamente para su dis- posición final al relleno sanitario. En el aná- La aparición de basurales «espontáneos» en lisis de la siguiente etapa se profundizará en nuestra ciudad parece responder fundamental- los procesos de tratamiento que se realizan mente a los siguientes motivos: las empresas de con ciertos materiales de los RSD una vez que volquetes que optan por disponer ilegalmente los restos de escombros, las industrias que envían sus residuos a basurales eludiendo las normas - Actualmente, no se están desarrollando trata- legales, los circuitos paralelos de recolección y mientos de los RSD para la producción de disposición que prosperan en áreas o en circuns- compost. Las pocas iniciativas que se planifi- tancias en que la recolección es deficitaria, la caron no fueron materializadas debido a los desviación de residuos para distintos aprovecha- altos costos; también se han llevado a cabo mientos y alimentación de animales, entre otros.
experiencias de lombricultura obteniéndose Finalmente, la mayor parte de los sitios donde se acumulan residuos en las calles se ubican en áreas - No existen plantas de reciclaje en la ciudad.
Por lo tanto, los RSD reciclables recogidos son transportados a plantas de acopio. Éstas separan los materiales y realizan diversos pro- cesos con cada uno de ellos: muelen el vidrio Uno de los objetivos fundamentales del pre- y lo almacenan en tambores, enfardan papel sente proyecto es medir la sostenibilidad de la y cartón por separado y compactan aluminio.
gestión de los RSD en la ciudad de Tandil. Pero Estos componentes luego son vendidos a las para poder alcanzar dicho objetivo se hace nece- sario previamente elaborar los indicadores que luego serán utilizados a tal fin. Por lo tanto, el Cuadro 1 debe entenderse como un intento pre- liminar de definición de los mismos. Están adap- El relleno sanitario de la ciudad de Tandil, tados a las diferentes etapas de la gestión de los desde enero de 1998, está a cargo de la em- RSD en la ciudad de Tandil para el año 2002. La presa CLEAR; tiene una superficie total de 14 escasa disponibilidad de datos impide realizar has., dividida en tres módulos de los cuales análisis retrospectivos como así también avanzar en la aplicación de los mismos para medir las actuales condiciones de sostenibilidad.
INDICADORES DE SOSTENIBILIDAD PARA LA GESTIÓN DE LOS RSD EN LA CIUDAD DE TANDIL • Sup. de ecosistemas • Nivel de contamina- • Nivel de contami- • Costos tratamientos • Cumplimiento de la Referencias:1. Porcentaje de incremento o disminución de Tn de RSD generados entre estaciones2. Incluye: residuos de jardín y poda de árboles, fracción orgánica de RSD 3. Incluye RSD inorgánicos reciclables (vidrio, papel, cartón, aluminio) 4. Cobertura = área cubierta por los recorridos municipales x frecuencia de recolección 5. Se calcula en base a: Nº de operarios, Nº de vehículos recolectores, tiempo empleado en cada recorrido, tn de RSD recogidas por cuadra 6. Tn de RSD dispuestos en basurales = Vol. de RSD x Pe 7. Implica: superficie de ecosistemas terrestres productivos destinados a la producción de alimentos, papel y cartón. Para ello se tomarán datos parciales de la 8. Se calcula en base a: Nº de operarios, Nº de vehículos recolectores, tiempo empleado en cada recorrido, tn de RSD recogidas por cuadra, costos de 9. Relación entre oferta y demanda del servicio I N D I C A D O R E S D E S U S T E N T A B I L I D A D P A R A L A G E S T I Ó N D E L O S R E S I D U O S S Ó L I D O S D O M I C I L I A R I O S . M U N I C I P I O DE T A N D I L , A R G E N T I N A Por tratarse de una investigación en marcha De análisis preliminar de la gestión de los no es posible señalar conclusiones definitivas.
No obstante, el trabajo realizado permite efec- tuar algunos comentarios que pueden agruparse • Necesidad de contar con datos más específi- cos sobre los diferentes aspectos analizados y, consecuentemente, el desarrollo de inves- tigaciones que permitan elaborar un diagnós- tico adecuado de todo el proceso a fin de • Los criterios adoptados permiten evaluar la adoptar decisiones que mejoren la gestión gestión de los RSD considerando las distintas dimensiones (social, económica, ecológica) del sistema, lo que facilita visualizar sus • Minimizar los efectos ambientales a lo largo interrelaciones y detectar los problemas emer- gentes de su funcionamiento. Por otra parte, no sólo evalúan el estado actual del sistema, • Mejorar la eficiencia y eficacia de las etapas sino también dan cuenta de las tendencias que son de responsabilidad municipal, espe- posibles y de los riesgos e incertidumbres a que está sometido dicho sistema si no se in- terviene con políticas y actuaciones que per- • Adoptar las medidas necesarias para que los mitan prevenir o remediar las perturbaciones recolectores informales desarrollen su trabajo • La elaboración de indicadores, considerando • Controlar efectivamente el cumplimiento de la normativa vigente relacionada con los RSU.
- La elaboración de índices; es decir una mag- • Implementar programas de educación ambien- nitud resultante de la adición ponderada de tal que mejoren la conducta de los vecinos varios indicadores de diversas unidades de me- en cuanto a la disposición de los residuos y - La detección de problemas específicos de cada una, lo que a su vez permite la adopción de Los indicadores de sustentabilidad ambiental medidas concretas por parte de los responsa- urbana constituyen una herramienta de gestión que permite verificar la calidad ambiental de nuestras ciudades. Sin embargo, existe debate - La evaluación interrelacionada de todas ellas, sobre su utilidad: algunos argumentan que pue- ya que su lectura por columnas permite ver den ser peligrosos ya que así como dan cuenta de cada etapa adoptando distintos criterios y su ciertos aspectos, esconden otros. También se cri- lectura por filas facilita el análisis del com- tica la manera en que se elaboran y la calidad de portamiento del circuito de acuerdo a un cri- los datos utilizados. No obstante, el presente ar- tículo tiene la finalidad de difundir una expe- riencia concreta que puede ser aplicada a otras - Contar con la misma (o similar) jerarquía de ciudades intermedias de América Latina y fomentar indicadores para cada etapa y criterio adopta- la discusión de los aspectos teóricos y metodológicos que le dan sustento a la investi- gación en marcha. Por otra parte, la presentación de estos resultados preliminares constituye un llamado de atención a los responsables de la ges- tión ambiental urbana ya que la disponibilidad R E V I S T A - D E - G E O G R A F Í A - N O R T E - G R A N D E de datos confiables constituye un elemento cla- ICLEI Manual de planificación para la agenda ve para la elaboración e implementación de pla- 21. Una introducción a la planificación para el nes estratégicos que permitan mejorar la calidad desarrollo sostenible. International Council for Local Environmental Initiatives, 1996.
MARTÍNEZ, J. Introducción a la economía ecológica. Barcelona: Editorial Rubes, 1999.
ALLEN, A. Introducción teórica al Desarrollo Urbano Sustentable. Mar del Plata: Ediciones del SABATÉ, A. El circuito de los residuos sóli- Centro de Investigaciones Ambientales (CIAM), dos urbanos. Situación en la Región Metropoli- tana de Buenos Aires. San Miguel: Instituto del Conurbano, Universidad Nacional de General BETTINI, V. Elementi di ecologia urbana.
VIGIL, S. Gestión integral de residuos sólidos.
CASSANO, D. Residuos sólidos urbanos.
Cuestiones institucionales y normativas. San Miguel: Instituto del Conurbano, Universidad Nacional de General Sarmiento, 1998.
sustentabilidad ecológica en la gestión de los RSU. Indicadores para la región Metropolitana de Buenos Aires. San Miguel: Instituto del Conurbano, Universidad Nacional de General DI PACE, M. Sustentabilidad urbana y desa- rrollo local. San Miguel: Instituto del Conurbano, Universidad Nacional de General Sarmiento, REESE, E. Diagnóstico ambiental preliminar del Municipio de Malvinas Argentinas. San Miguel: Instituto del Conurbano, Universidad Nacional de General Sarmiento, 1999, p. 91-109.
FERNÁNDEZ, R. La ciudad verde. Teoría de la gestión ambiental urbana. Buenos Aires: Espa- GARCÍA, M. C. Residuos sólidos domicilia- rios. ¿Somos todos igualmente responsables? Tandil: Facultad de Ciencias Humanas, 1999.
GOODLAND, R.; DALY, H.; EL SERAFY, S.
y VON DROSTE, B. Medio ambiente y desarro- llo sostenible. Madrid: Editorial Trotta, 1997.

Source: http://www.nortegrande.equipu.cl/content/search/files/n32/art05.pdf

Document

Dr. Kongkiat Laorwong Dr. Kongkiat Laorwong is a Family Physician who totally committed to hair restoration using the most advanced, state-of-the-art techniques in hair transplant surgery to replace hair and re-establish hair lines. He is a Graduate Fellow in Hair Restoration Surgery certified by ISHRS which successful completed in fellowship training in 2007 and an active member of Hair Re

ellman.ro

SECTION OF OTOLARYNGOLOGY 2001-2002 Professor and Chief of Section Clarence T. Sasaki, M.D., Charles W. Ohse Professor Overview and Accomplishments The Section of Otolaryngology produced a large number of scientific publicationsreflecting a) its engagement in initiating new and improved models of patient care and b)its leadership position in the investigation of fundamental mechanisms of

Copyright © 2010-2014 Medical Science