Mais les résultats doivent être attendus longtemps et il n'y a généralement pas de temps doxycycline prix L'autre cas, c'est que l'achat d'un ou d'un autre antibiotique dans une pharmacie classique nécessite des dépenses matérielles considérables et pas toutes les personnes ne peuvent acheter des produits pharmaceutiques aussi coûteux.

Galeuscahistoria.com

El Galeuzca histórico: la búsqueda trinacional de la soberanía (1923-1959) por Telesforo de Monzón. El nombre aparece por primera vez el 13 de mayo de 1933 en el diario El movimiento Galeuzca de las tres nacio- nes periféricas integrantes partió de la acuciante necesidad de articular un bloque trinacional unita- rio frente al tradicional y férreo centralismo del Es- tado español y puede definirse como la búsqueda constante, concretada en pactos cíclicamente sellados, de una entente vasco-galaico-catalana para conseguir cotas crecientes de soberanía, que transitaban desde la autonomía integral para unos, pasaban por el federalismo y confederalis- mo para otros y finiquitaban para algunos en la El movimiento Galeuzca de las tres naciones periféricas integrantes partió de la acuciante necesidad de articular un bloque trinacional unitario frente al tradicional y férreo XOXE ESTévEZ
Hasta 1923 las relaciones se redujeron a - Acció Catalana, con algunas reticencias, contactos esporádicos, puntuales, coyunturales liderada por Antoni Rovira i Virgili, Jaume Bofil i y bilaterales entre regionalistas y/o nacionalistas Mates y Lluis Nicolau D´Olwer; Unió Catalanis- catalanes y gallegos o catalanes y vascos. Pero a ta, representada por Josep Riera i Puntí y Pere partir de la citada fecha las vinculaciones se encar- Manén i Artés; y Estat Catalá, encabezado por narían en pactos trinacionales, más consistentes, Francesc Macià, sellaron la alianza por parte del aunque de una operatividad alternante.
El pacto consta de ocho artículos y se carac- LA TRIPLE ALIANZA DE 1923
teriza por su carácter doctrinario, independentista y con dos apelaciones al derramamiento de sangre, En junio de 1923 una fuerza política catala- es decir, a la lucha armada, en el caso de que otros nista, Acció Catalana, creada el año anterior y exi- medios no fueran factibles debido a la obsesiva tosa en recientes elecciones frente a la tradicional Lliga, lanzaba un llamamiento a los nacionalistas vascos y gallegos para articular un bloque trina- cional con el objetivo de desvincularse del Estado En la inviabilidad de este acuerdo influyó un español, aprovechando la crítica coyuntura en que variado conjunto de factores interdependientes: 1- Las disensiones y suspicacias de algunas fuerzas firmantes (Acció Catalana, CNV e ING), esencialmente centradas en torno al cariz radical- el PNV, en aquel momento la rama más radical del nacionalismo vasco. La CNV se sumaría a la convocatoria en el verano de 1923, así como 2- La ausencia de una fuerza catalanista de as Irmandades da Fala, Estat Catalá, la entidad derechas, la Lliga, que todavía hegemonizaba el Unió Catalanista e Irmandade Nazonalista Galega 3- El propio carácter teórico y escasamente pragmático del pacto, que uno de los firmantes, Jaume Bofill, calificaba de “fantástico” y un his- Catalunya el 11 de septiembre proporcionaría el toriador actual, Enric Ucelay da Cal, le atribuye marco adecuado para la firma de La Triple Alianza calificativos como “utópico”, “puramente simbólico” el día 12. Sellaron el acuerdo las siguientes fuerzas 4- El golpe militar, protagonizado por el ge- - Por parte galleguista: Irmandades da Fa- neral Primo de Rivera el 13 de septiembre, que se la, representadas por Federico Zamora y Alfredo adelantó dos días a causa del descontento de los Somoza, y la ING, que se adhirió mediante un milicos por los “excesos separatistas”, crónico te- telegrama remitido por Vicente Risco.
ma-tabú, difícil de digerir para el ejército español. - El PNV, con nutrida presencia de perso- nalidades, Elías de Gallastegui, Uribe-Echebarria, CONTACTOS EN EL EXILIO DURANTE
Robles Aranguiz, José Domingo de Arana y Manu LA DICTADURA (1923-1930)
Egileor, firmó entusiásticamente el convenio. La CNV, representada por Leizaola, Arrien y Torre, El primer hito reseñable fue un anteproyecto postergó la aprobación a una posterior consulta de “Liga de naciones oprimidas”, remitido por el de las bases, que no podría efectuarse debido al aberriano vasco Telesforo Uribe-Echebarria a Ma- golpe de estado primorriverista del día 13.
cià, que el catalán reelabora y lo lanza a la opinión rís el “Comité de acción de la libre independencia de las tres naciones periféricas e introducir en la legislación y la práctica sociales mejoras substanciales para la clase obrera.
tenso rol de razones, cuya explicación salta el vallado de esta intervención, estuvo ausente. El 16 de noviembre se firmaba el “Pacto de Muchos nacionalistas, entre el os D. Manuel Moscú”, en la capital moscovita, mediante el cual de Irujo, sostendrían sin rubor a posteriori que se incorporaba el PC a las fuerzas integrantes del esta ausencia fue negativa para la evolución y “Pacto de la libre alianza”. Macià procuraba insis- logro del régimen estatutario vasco durante la II tentemente esta inclusión porque el PC, apoyado República. Yo me atrevería a añadir que se des- por la URSS, podía suministrar ayuda económica aprovechó una excelente oportunidad histórica y experiencia estratégica revolucionaria de cara al para articular un bloque trinacional efectivo y derribo del régimen hispano. Posteriormente el PC para conseguir una República federal o confe- defraudaría estas esperanzas y se desentendería deral y no el híbrido Estado “integral”, preclaro antecedente del actual y descafeinado Estado Sin embargo, con anterioridad a estos pac- tos el fracaso del abortado golpe de la “Sanjua- nada”, el 24 de junio de 1924, y el posterior de la LLAMAMIENTOS PACTISTAS EN 1931 y 1932
invasión de Prats de Mollo, el 4 de noviembre de 1926, convencieron a Macià de la necesidad de un cambio de estrategia, abandonando la vía armada Durante este primer bienio republicano des- e insurreccional. A partir de 1928 recorrería el filaron intentos y llamamientos puntuales para sendero de la búsqueda de acuerdos amplios con aguijonear pactos, de índole binacional o trinacio- todas las fuerzas de oposición, incluidas las espa- nal, que no obtuvieron el eco pretendido por sus ñolas, que culminarían, una vez caída la Dictadura mentores, hasta que se concretó el Galeuzca o y durante la Dictablanda, en el Pacto de San Se- Pacto de Compostela, de honrosa memoria, el 25 bastián el 30 de agosto de 1930, acuerdo por todos reconocido como fundamental para la implantación 3~12. El Galeuzca histórico: la búsqueda trinacional de la soberanía (1923-1959). Xoxe Estévez 1932, la recién fundada UDC gozará de un intenso 1923 y volverá a ser el catalanista quien, en su discurso, proponga la idea de una revitalización del triple acuerdo, lógicamente bien acogida por - Jordi Carbonell, de la citada UDC, iniciará los presentes. Esa misma tarde ratificaron la la senda en febrero y en meses sucesivos le se- propuesta con una firma simbólica, en el Album guirán otros dirigentes del partido: Jover i Nunell, de la Casa de Juntas de Gernika, del denominado Roca Caball y Carrasco i Formiguera.
Pacto de Gernika, que ha sido considerado como - Durante el mes de julio los llamamientos se multiplicaron, partiendo de diferentes formaciones y personalidades: Esteban de Isusi, del PNV, Lluis percataban de que un posible acuerdo de este ca- Jordá, próximo a la Lliga, y Otero Pedrayo, del PG, riz nacía débil y enfermizo sin el apoyo de la fuerza manteniéndose, inclusive, conversaciones, que no nacionalista mayoritaria, el PNV, y la adhesión, fructificarían, con la intención de celebrar un “Con- en caso necesario, del sindicato ELA-STV, y por greso de Nacionalidades Hispánicas”.
ello, invitan a los jelkides a sumarse activamente - En el mencionado mes de julio, durante un homenaje en Barcelona a Otero Pedrayo y Castelao, inicialmente organizado por UDC, varios El GBB, presidido por Telesforo de Monzón, intervinientes en mítines y discursos insistirían en toma bajo su febril égida su tramitación. El 5 de la necesidad de un frente trinacional.
abril y el 7 de mayo, en compañía de Teodoro Hernandorena, viajan a Barcelona y se entrevistan - En otoño, Batista i Roca, secretario de la con Batista i Roca para conversar sobre el tema. organización patriótica “Palestra”, proclamaría la Tras el viaje a Euskadi de una comisión de obser- urgencia de configurar una nueva Triple Alianza. vadores catalanistas, pertenecientes a UDC, ERC y ACR, entre los días 26 y 31 de mayo de 1933, quedaba definitivamente preparado el Galeuzca y EL GALEUZCA O PACTO DE COMPOS-
el viaje triangular, encargándose Batista i Roca de TELA (1933)
La tesitura letárgica en la que se hallaban Catalanes y vascos se desplazarían a Gali- postrados los Estatutos de Autonomía del País cia el 23 de julio y el 25 se firmaba en los locales 4~12. El Galeuzca histórico: la búsqueda trinacional de la soberanía (1923-1959). Xoxe Estévez talà dentro de ERC y criticaría, además, unas declaraciones de tinte antirrepublicano efectua- das por Irujo durante la estancia barcelonesa. Algunos dirigentes peneuvistas como Xemein o Luis Arana no veían con buenos ojos las inten- sas relaciones con catalanes y gallegos. En la Lliga, Cambó solamente se mostraba partidario de inteligencias circunstanciales y no de pactos permanentes como su colega Estelrich. El mismo Batista i Roca llegaría a reconocer que “quizás se había ido más allá de lo que en un principio se teban de Isusi y Manuel de Irujo, por el PNV.
- Batista i Roca y Josep Girona, en nombre de varias facetas. No se celebró la conferencia Palestra, Pau Vila, por ARC, y Josep Pich i Salarich y programada a primeros de octubre en Bilbao. El Pau Muñoz Castanyer, en representación de UDC.
PNV no compareció en el Congreso de Naciona- lidades de Ginebra el 22 de septiembre, lo que En Bilbao, el 30 de julio, víspera de Iñaki provocaría una recia protesta de Irujo ante el Deuna, se confirmaba el acuerdo, añadiendo dos EBB. Tampoco parece que se ratificó definitiva- breves precisiones y la firma de cuatro nuevas fir- mente el pacto a cargo de algunas formaciones. mas: Manuel Carrasco Formiguera, que reiteraba Con seguridad lo hicieron UDC, PNV, ANV, PG e la adhesión de UDC, Joan Estelrich, en represen- Ultreia y existen dudas respecto a ERC, ACR y tación de la Lliga, Josep Riera i Puntí, en nombre de ERC, y Andrés Parea, en el de ANV.
3- El cambio de coyuntura política en el Los actos y conversaciones continuarían otoño de 1933. En septiembre se producía la en Barcelona hasta el 13 de agosto, incluida una caída del gobierno Azaña y la convocatoria de cena oficial y larga entrevista con el presidente elecciones para el 19 de noviembre, provocando Macià. Castelao se desplazaría a Barcelona para una obligada remodelación de las tácticas y la intervenir en la secuencia final. Los participantes perentoria necesidad de dedicarse a los meneste- galeuzcanos, además de cumplir el articulado del res preparatorios de los comicios. El PNV y ANV, además, se hallaban absorbidos por una doble - Urgir la presentación de los Estatutos vasco cita en el mes de noviembre: el 5 para el plebisci- to del Estatuto y el 19 para las elecciones gene- rales. Todos los partidos, por tanto, se olvidaron momentáneamente del frentismo galeuzcano y se tructura federal del Estado en consonancia con el sumergieron en la intensa labor preelectoral. Ce- espíritu originario de la República.
- Crear un bloque Galeuzca en el Parlamento.
- Conseguir un decreto de bilingüismo para La creciente tensión acumulada entre el - Procurar el ingreso de Galicia en la Socie- Gobierno central y la periferia estalló durante suficientemente conocidos: la cuestión de Tras la euforia sobrevenía la calma y el la ley de contratos de cultivo, la rebelión de Galeuzca comenzaría a dormitar en un lento nir- vana de paulatina dejación a causa de obstáculos los ayuntamientos vascos y la revolución de octubre. En los dos primeros, sobre todo, 1- Diferencias ideológicas y estratégicas entre las fuerzas firmantes y participantes. El grupo “L´Opinió” estaba enfrentado a Estat Ca- 5~12. El Galeuzca histórico: la búsqueda trinacional de la soberanía (1923-1959). Xoxe Estévez EL BIENIO
DEREChISTA
(1933-1935)
La coyuntura posterior a la revolución de octubre, con los destierros de Castelao y Bóve- da, el apresamiento del Gobierno catalán y la fuerte represión en Cataluña, el País Vasco y Asturias, sumados al torpedeamiento del Estatuto Vasco y el férreo centripetismo, que prefería una “España roja a una rota”, no era ciertamente la más adecuada para “veleidades” galeuzcanas. Sin embargo, no es vano señalar que durante la celebración del juicio en 1935 al Gobierno catalán por los sucesos de octubre serían llamados a declarar Monzón, Irujo y Aguirre, preguntándoles por su posible ayuda a los catalanes en virtud del vascos y la revolución de octubre. En los dos primeros, sobre todo, asomarían resquicios de la LA BREvE LUMINARIA DEL 36
La ley de contratos de cultivo, aprobada por el Parlamento catalán, fue declarada inconsti- La elecciones de febrero de 1936 y la victo- tucional por el Tribunal de Garantías Constitucio- ria del Frente Popular en el Estado y del PNV en el nales.Como consecuencia de semejante entuerto País Vasco renovó las esperanzas galeuzcanas, los diputados de ERC en el Congreso abandona- sobre todo en lo referente a la aprobación de los ron el bloque el hemiciclo el 12 de junio de 1934 y en solidaridad con ellos y con Cataluña adoptaron análoga actitud los parlamentarios nacionalistas En marzo se constituían los grupos parla- vascos. El PG enviaba un sentido telegrama de mentarios. El PNV necesitaba un diputado para solidaridad al PNV por su actuación, lamentando completar el suyo y solicitó al PG la concurrencia de Castelao para tal fin, el cual personalmente El 15 de julio se organizaría en Tolosa un aceptó. Pero la sujección a la disciplina de Iz- acto, denominado en el diario nacionalista El Día quierda Republicana, formación con la que el PG “mitin de Galeuzca”, de homenaje a los diputados había sucrito un pacto preelectoral, lo impidió. vascos por su solidaridad hacia los catalanes el 12 Su lugar fue ocupado por Eduard Palet, dipu- de junio. El PG, que en principio había pensado en- tado de ERC. Sin embargo, Castelao entraría viar a Castelao como orador, comisionó finalmente a formar parte de la Comisión Parlamentaria de Estatutos, encargada de debatir el vasco, comi- sión presidida por el esquerrista catalán, Tomás La sublevación de los ayuntamientos vas- i Piera, y de la que también formaba parte como cos en el verano de 1934 a causa de la falta de 6~12. El Galeuzca histórico: la búsqueda trinacional de la soberanía (1923-1959). Xoxe Estévez y catalán. Los presidentes de estos dos últimos, Aguirre y Companys, atravesarían juntos la fron- tera gala en compañía de otras personalidades ALFA ANIMOSO EN LONDRES y BUENOS
AIRES (1940-1941)
y los buitres militares ya sobrevolaban el cielo en panys y Aguirre en paradero desconocido, Lon- dres se constituye en el eje y espejo de la política vasca y catalana. Buenos Aires, especialmente tras la llegada de Castelao en julio de 1940, LA GUERRA “INCIvIL”
con abundantes colonias de las tres naciones instaladas en su seno, también bailaba el alegre ellos Castelao. Este alabaría en su “Sempre en rían en la firma de un pacto Galeuzca el 9 de Galiza”, la Biblia del galleguismo, la actuación mayo de 1941 a cargo de los vascos Aldasoro, de apoyo de los diputados vascos y catalanes Cunchillos y Llodio, los catalanes Escolá Serra al Estatuto gallego, presentado en las Cortes Moret y Mas Perera y los gallegos Castelao, republicanas celebradas en Monserrat durante Rodolfo Prada y Rivadulla. Constaba de cuatro la sesión del 1 de febrero de 1938. También apartados, destacando la proclamación de la participaría el 17 de marzo de 1937 en el Aberri soberanía y el derecho de autodeterminación de Eguna, conmemorado en la Delegación General las tres naciones integrantes y apostando por un de Euzkadi en Cataluña, dirigida por el aeneuvis- compromiso de lucha contra el franquismo para lograr un régimen republicano y democrático.
La caída de Cataluña en poder del ejér- En octubre de 1941 reaparecía Aguirre, el cito rebelde a comienzos de 1939 provocó la Consejo Nacional Vasco se autodisolvía y el Go- hollada salida hacia las hieles del exilio de los bierno Vasco retomaba la iniciativa desde Nueva prohombres de los Gobiernos republicano, vasco 7~12. El Galeuzca histórico: la búsqueda trinacional de la soberanía (1923-1959). Xoxe Estévez hEGEMONIA GALEUZCANA EN BUENOS
AIRES (1942-1943)
mente ante Aguirre para configurar un bloque trinacional y una política homogénea conjunta. El vasco le recomendaba reflexión para no llegar a El viaje de Aguirre en septiembre de 1942 por varios países americanos, entre ellos Argen- tina, originó una plétora de actos y homenajes organizados por las tres colonias y, con poste- rioridad, la celebración de una magno festival políticos de los partidos nacionalistas, pertene- galeuzca en el teatro bonaerense Avenida el 7 de cientes a las tres colonias, se habían adelantado sellando el 22 de diciembre de 1944 un acuerdo Galeuzca, redactado en cuatro idiomas (caste- El 16 de mayo de 1943 Castelao delegaba, llano, gallego, euskera y catalán), que constaba en carta manuscrita, la “representación del galle- de seis bases, con reconocimiento expreso en la guismo” en la persona de José Antonio Aguirre tercera del derecho de autodeterminación de las para cualquier gestión que fuese necesario rea- lizar en Estados Unidos. En noviembre volvía a escribirle una larga misiva de 8 folios con detalla- das precisiones acerca del Galeuzca, adjuntando de cara al porvenir de Galeuzca y su capacidad fervientes ruegos para ponerlo en marcha.
para solventar definitivamente el problema de las naciones irredentas del Estado español, sobre todo tras la presentación del Estatuto Gallego y LA EFERvESCENCIA GALEUZCANA
la constitución y acción conjunta de un bloque (1944-1945)
galeuzcano, que sumaba más de 30 diputados, en las Cortes republicanas, celebradas en Méjico Resulta difícil avanzar por la tupida senda del Galeuzca en este período a causa de la El interior, sumergido en la sombra de la impetuosa y abundante catarata documental que larga noche de piedra franquista, también había lo atraviesa. Por ello, sólo descansaremos en los articulado un frente galeuzcano, (-su cumbre, Piñeiro-Samsa-Mitxelena caería en las redes po- El primer hito podría situarse en la carta-ma- licíacas en 1946-), que llegó a elaborar entre mar- nifiesto del Galeuzca de Buenos Aires, remitida al zo y abril de 1945 un “proyecto de plan de acción lehendakari el 31 de enero de 1944. Aguirre respon- Galeuzca” y otro de “alianza con Portugal”.
derá inmediatamente con una extensa epístola, diri- El momento era dulce y se decide la publi- gida a Castelao, en la que resume su pensamiento cación de la revista Galeuzca en Buenos Aires, en torno al Galeuzca. Se muestra de acuerdo con de la que saldrían doce números entre agosto de el pacto trinacional, pero revela que todavía la situación internacional no se halla madura para su acogida y además existen otros dos impedimentos: La coyuntura teóricamente no podía ser la desunión en el campo político catalán y la falta más favorable a los intereses republicanos y de un gobierno gallego, ya que es absolutamente galeuz canos en particular. Los aliados a quienes necesario que el convenio lo firmen tres gobiernos. habían apoyado los galeuzcanos, especialmente Le incita a Castelao, por tanto, para que forme un los nacionalistas vascos, habían triunfado en la II gobierno galaico, que a finales de ese mismo año Guerra Mundial. Era previsible, por tanto, el derribo se creará, bajo la original fórmula de fideicomisiaria- del régimen franquista por su estrecha vinculación to, con el nombre de Consello de Galicia.
con el fascismo y el nazismo y en consecuencia se 8~12. El Galeuzca histórico: la búsqueda trinacional de la soberanía (1923-1959). Xoxe Estévez El mismo Castelao se quejaba ácidamente a Irujo del abandono del Galeuzca a cargo de los vascos. En una carta posterior a su pariente Alfredo Somoza, Castelao adjudicaba tal actitud a José Antonio Aguirre por mor de la presión socialista, concretamente de Indalecio Prieto, ferviente antigaleuzcano y tenaz antigalleguista. No conviene olvidar que los socialistas formaban parte del Gobierno en el exilio desde marzo de 1945 y Aguirre seguramente prefirió, en pura con semejantes bueyes. Determinaron mantener lógica política, un Gobierno vasco unitario que no y apoyar el régimen franquista como un baluarte las dudosas contingencias de una menos eficaz estratégico en la esquina occidental de Europa frente al creciente poder del oso comunista. El apoyo culminaría ya entre 1950 y 1953 con la firma Castelao también mencionaría algunos rea- por parte del franquismo de un tratado con U.S.A. les o pretendidos “desprecios” de los vascos: y de un concordato con el Vaticano, con lo que se iniciaba la legitimación internacional del régimen - marginar a los galleguistas en el proyecto tanto en el plano político como religioso.
de la “Comunidad Ibérica de Naciones”, articulado Castelao se quejaría desde marzo de 1945 - no convidar a los gallegos al Cogreso fede- en varias ocasiones del retraso en la firma del pacto ante Aguirre y Pi Sunyer. El catalán también emitía ayes lastimeros en setiembre.
- no citar el nacionalismo gallego en un artí- culo escrito por Francisco de Landáburu en la pres- El 17 de marzo de 1945 se constituía en tigiosa revista de “Cahiers du Monde Nouveau”, Baiona el Gobierno vasco en el exilio con partici- pación de todas las fuerzas vascas a semejanza de octubre del 36, incluido el PSOE. Coincidien- - olvidarse de los galleguistas en la firma do con esta reconstitución, Aguirre enviaría dos del pacto entre PNV y ERC, sellado en Francia en cartas a Castelao donde aducía variadas razones Fernández del Riego y Ramón Piñeiro nie- gan culpabilidad a José Antonio Aguirre en el aban- EL LENTO APARCAMIENTO DEL
dono del Galeuzca y la atribuyen a Pi Sunyer. La GALEUZCA (1946-1950)
corrrespondencia de Castelao y la documentación, que obra en el archivo Irujo, sobre unas conversa- ciones entre dirigentes del PNV y ERC a finales del dirigidas a Pi Sunyer y Aguirre en enero de 47 y comienzos del 48 manifiestan que Pi Sunyer 1946, vuelcan sobre el alféizar de la desilusión era un ferviente partidario del Galeuzca.
nítidas señales de pesimismo sobre el porvenir del Galeuzca. Un resquicio de luz asomó por la Con el fal ecimiento de Castelao finaba el ventana de la ilusión con el nombramiento de más fervoroso partidario de la entente galeuzcana, Castelao como ministro del Gobierno republicano que solamente se resucitaría episódicamente en en el exilio, encabezado por Giral entre mayo de algunas festividades significativas.
1946 y enero de 1947, gracias a las gestiones de REFERENTES CULTURALES (1950-1958)
Tras la crisis del gobierno Giral en enero y el retorno de Castelao a Buenos Aires en julio de Actos folklóricos, mítines, homenajes y ani- 1947, el Galeuzca agonizaba bajo las inoperantes versarios de carácter puntual, organizados por entidades galeuzca diseminadas por diferentes 9~12. El Galeuzca histórico: la búsqueda trinacional de la soberanía (1923-1959). Xoxe Estévez ciudades americanas, sobre todo en Buenos Aires, MANIFIESTOS
salpican este decenio, excepto en 1958-1959.
GALEUZCANOS DE BUENOS
AIRES y CARACAS (1958-1959)
organizados por Galeuzca, cronológicamente se- riados y extraidos de las abundantes noticias de las revistas Ressorgiment, Euzko-Deya y A Nosa - Conmemoración, en el Casal Català de Buenos Aires, del décimo aniversario del fusila- miento de Lluis Companys (14-octubre-1950), con parlamentos de los catalanes Tornada y Armengol, el vasco Santiago Cunchillos y los gallegos Núñez - Primer aniversario del fallecimiento de Castelao (7-enero-1951) con participación de Cun- chillos, el catalán Agra y el escritor gallego Blanco - Festival de las Juventudes de Galeuzca en el local de Euzko-Txokoa, de Buenos Aires (19- - Festival de las Juventudes de Galeuzca en la Biblioteca General Artigas, de Buenos Aires - Notable cantidad de actos galeuzcanos, organizados a lo largo de 1955 por las Mocedades de Galeuzca, como consta en las actas de la Asam- blea General de las Mocedades galleguistas.
- Acto de Galeuzca en el Teatro Alvear de Buenos Aires, el 14 de julio de 1958 bajo el título “Tres pueblos en pié” y en Mar de Plata el 25 de julio del mismo año con motivo del Día de Galicia. Las tres comunidades nacionales emitían un co- municado conjunto, firmado el 18 de julio, donde se consignaba el carácter plurinacional del Estado y el derecho a la autodeterminación de las tres El 19 de abril de 1959 se constituía Galeuzca en Caracas, integrada por personalidades catalanas, y publicaba el 31 de mayo una declaración de siete principios, en un tono 10~12. El Galeuzca histórico: la búsqueda trinacional de la soberanía (1923-1959). Xoxe Estévez SíNTESIS PUDOROSA
4- La instauración del régimen republicano y la discusión de la nueva Constitución entre julio y diciembre de 1931 proporcionó una excelente tesitura para constituir un bloque trinacional ope- rativo con el fin de estructurar el Estado bajo una perspectiva federal o confederal y no el deno- minado Estado “integral”, fórmula descafeinada, impuesta por los políticos meseteños “viudos de la monarquía y casados en segundas nupcias con la República”, en frase del insigne Castelao. Pre- fuerte y unitaria estrategia frente al tradicional cisamente en la línea de acelerar el proceso esta- centralismo español, con la finalidad de arrancarle tutario vasco y gallego y provocar el retorno de la cotas de soberanía, que iban desde la autonomía, República a su originario espíritu federal se sitúa pasaban por el federalismo y confederalismo y la articulación del Galeuzca en el verano de 1933. Pero factores de índole endógena y exógena, 2- La Triple Alianza de 1923 se configuró especialmente el panorama derechista surgido en una coyuntura de crisis del Estado español con de las elecciones generales de noviembre del 33, unos objetivos nítidamente independentistas, in- impidieron la efectividad del pacto de Composte- cluida la apelación a la vía heroica. Fracasó por la la, que sólo pudo reanimarse tras el nuevo paisaje actuación interdependiente de factores, entre los emergido de las urnas en febrero de 1936. Los que destaca el golpe militar de Primo de Rivera, pocos meses transcurridos hasta julio del mismo pero quedó enhiesta como un referente obligado año escasamente permitieron someras y casi simbólicas actuaciones galeuzcanas.
3- Los pactos y negociaciones en el exilio 5- La “guerra incivil” se catapultó como una galo durante la dictadura de Primo de Rivera obligada e inesperada coyuntura de alarde soli- entre 1923 y 1930 se insertan en la estrategia dario galeuzcano de cara a los vascos y gallegos macianista de derribar el régimen español con el leales por parte del gobierno catalán, presidido apoyo de las fuerzas españolas de oposición, en virtud del fracaso de los intentos anteriores. Esta 6- Durante el exilio se reinician los contac- línea de actuación culminará en el pacto de San tos trinacionales, que alcanzan su punto más ál- Sebastián en agosto de 1930, del que estuvo gido en el bienio 1944-46 ante la previsible caída ausente el nacionalismo vasco y ello tendrá reper- del régimen franquista tras la victoria aliada. Se cusiones tanto en los inicios como a lo largo del pretendía ocupar la primera parrilla de salida en el momento en que se produjese la reinstauración de la República y de los Estatutos de Autonomía para transitar inmediatamente hacia un Estado de corte confederal. La pervivencia y robustecimiento del franquismo auspiciado por Gran Bretaña y Es- tados Unidos, las divisiones internas en el campo para la formación de un bloque trinacional republicano y catalán, las presiones y escarceos socialistas y otros factores aparcaron la firma del de articular una astuta, fuerte y unitaria estrategia frente al tradicional centralismo español, con la finalidad de arrancarle nos Aires y Caracas de 1959 están relacionados con el memorando del Gobierno republicano en el autonomía, pasaban por el federalismo y exilio poco respetuoso con las autonomías regio- nales y con la aparición de fuerzas trinacionalistas radicalizadas, que acusaban de inacción a los 11~12. El Galeuzca histórico: la búsqueda trinacional de la soberanía (1923-1959). Xoxe Estévez 8- El relativo “fracaso” del galeuzca político sembraría, a mi entender, un antecedente histórico restrictivo de cara a la coyuntura de la transición democrática en los años 1975-78. El argumento histórico, dotado de honda consistencia jurídica, de haber contado con un precedente galeuzcano probablemente hubiera permitido el tránsito hacia una Constitución de signo federal, cerrando el pa- so al Estado de las “Autonomías”, un símil híbrido resucitado del viejo Estado “integral” republicano. 9- La Declaración de Barcelona y las sub- siguientes de Vitoria-Gasteiz y Santiago, firmadas en 1998 en una coyuntura altamente esperan- religare latino–. En él influyen elementos objetivos zadora al coincidir con una tregua de ETA y la y subjetivos, pero también aglutinantes y referentes declaración de Lizarra, así como el Galeuscat simbólicos como el Galeuzca, capaces de aventar del 2006 son herederos natos de toda la anterior el polvo de la memoria y subir a un pueblo al carro trayectoria de vinculaciones trinacionales, que tiene como hito inicial la Triple Alianza de 1923. El cambio de ciclo político y el cerrilismo imperialista ventana se podía contemplar la grandeza del de la derecha en el poder sepultaron las expecta- universo y me atrevo humilde, pero firmemente, a añadir que también desde una pequeña patria se puede observar la majestuosidad del mundo, ciones límite o en tesituras de cambio y siempre porque su riqueza se hal a precisamente en el será un hito emblemático, que en la coyuntura mosaico de su variedad y la suma fertilizante más insospechada puede impulsar nuevamente de identidades. El Galeuzca no sería más que la solidaridad de las tres naciones periféricas. La la solidaridad de tres personalidades nacionales nula operatividad, si realmente existe, que algunos específicas que sólo pretenden enriquecer el historiadores achacan al Galeuzca y sus herederos ubérrimo concierto de los pueblos con la armo- posteriores es la misma que la observada en los nía de su diferencia reconocida y legitimada. pactos entre Estados y muestra evidente de que Bien decía D. Vicente Risco, ilustre galleguista el aserto es falaz son las continuas recurrencias y colaborador del diario Euzkadi durante la II al Galeuzca, las iniciativas que en su virtud se han República: “Ser diferente es ser existente”. en el exilio. 1939-1960”; Ed. J.A.Ascunce, San da memória”; en “Ehun urte Euskal Herrian. Sebastián, 1992. 2a edición, Nova Galicia Edi- Desarrollo nacional y social en el siglo XX”; Vascos”; Idatz Ekintza, Bilbao, 1985.
IPES, Cuaderno de formación nº 21, Bilbao, zcanas”; Ediciós do Castro, Sada-A Coruña, tempo. Unha historia vivida”; Ediciós do Castro, crucil ada republicana”; Deputación Provincial de y los Congresos de Minorías Nacionales de la Sociedad de Naciones (1916-1936)”; Actas en el concierto de los nacionalismos peninsu- del XI Congreso de Estudios Vascos, Sociedad cionalismos periféricos en la II República: Ga- lares”; en “Euskal Herría. Historia y Sociedad”; de Estudios Vascos, San Sebastián, 1992, pp. leuzca”; Congreso Castelao, Tomo I, 1989, pp. Caja Laboral Popular, San Sebastián, 1985, pp. los nacionalismos periféricos: vasco, gallego pública en el País Vasco”; C.I.S., Madrid, 1986.
nalismo vasco (1931-37)”; Actas do Congreso y catalán”; en “Ideología y Nacionalismo”; Ed. PI I SUNYER, C.: “Memòries de L´Exili”; Castelao, Santiago de Compostela, 1989, pp. Pedro Ibarra, Instituto de Estudios sobre Nacio- nalismos Comparados, Vitoria-Gasteiz, 1992, pacto de San Sebastián(1923-1930). Antece- ESTEVEZ, X.: “Castelao no Galeuzca”; dentes del Galeuzca”; Mundaiz, San Sebastián, A Trabe de Ouro, Tomo I, Ano V, Xaneiro-Febrei- agosto 1945-julio 1946. Reedición facsimilar a cargo de Leopoldo Zugaza, Durango, 1977.
12~12. El Galeuzca histórico: la búsqueda trinacional de la soberanía (1923-1959). Xoxe Estévez

Source: http://www.galeuscahistoria.com/documentos/HERMES.pdf

Microsoft word - kearns walkingconferenceabstract.doc

First Name Organisation Postal address E-mail Address Phone number Fax Number Presentation topic Research on children and parents' perceoptions of neigbourhood walkability Presentation title Windows into walkability: Using photovoice to understand the complexities of walking in Auckland Presentation Style Presentation Workshop / Walkshop Estimat

Abstract format for biomechanica iv

European Cells and Materials Vol. 20. Suppl. 3, 2010 (page 124) ISSN 1473-2262 Self-Assembled Nanostructures from Organic Bolaamphiphiles for Gene Delivery N. Jain, Y. Arntz, V. Goldschmidt, G. Duportail, Y. Mely, Andrey S. Klymchenko LBP, UMR 7213 CNRS, Faculté de Pharmacie, Université de Strasbourg, France helping agents. Finally, all bolas showed low INTRODUCTION: The

Copyright © 2010-2014 Medical Science